¡El aporreado, lindo hermoso!

Habla aporreado

Muestra tangible del aporreado yucateco

Aporrear

Dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (que no yucateca), que significa “dar golpes insistentemente, con una porra o con cualquier otra cosa”, y también “machacar, importunar, molestar”. Pero en Yucatán cuando un yucateco aporrea la puerta, quiere decir que la azota, no que le da porrazos con una porra. Si a tu boxito lo ves en la calle dando tumbos aporreándose, es que va chumado. Si tes das tu aporreón es que te diste un trancazo tan nojoch que de seguro te salió un chuchuluco;  y si por casualidad te dice que hablas aporreado, es que se te sale lo wiro cada vez que abres la boca.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *