Los Tres Reyes Santos de Tizimín

La Feria de Reyes de Tizimín

Chaparrito, cabezón, guayabera, sombrero de jipi, paliacate y chillonas. Tienes toda la facha, p’urux, pero si no has ido a la Feria de los Santos Reyes de Tizimín, no eres yucateco.

Máare tú, ¡si hasta me baño con agua de pozo! Si quieres vamos, linda hermosa, a lo mejor en Tizimín me das el sí, ¿masinó?

¡Fó! Ni que los reyes me lo pidan. Además para gozar las fiestas hay que estar desde el 31 de diciembre. A’ vas a ver las casas pintaditas y un tablado como de tres pisos pa’ las corridas.

—¿Corridas de toros? Máa, mejor no voy porque hasta se me puede quitar lo ecologista.

—No son corridas de esas, son como jaripeos, con su música jaranera y su vaquería. Y como naciste con hambre, te puedes embutir de cochinita y salbutes en los alrededores de la plaza.

—Prepara tu bulto, ninia, que ahurita sale el camión. No llegamos el 31, pero sí alcanzamos a llegar para ver a los Santos Reyes.

—Tampoco vamos a ver el baasha toro, que empieza a las tres de la tarde del 31.

—¡Way! Si sueltan toros en las calles mejor llegar tarde, que a mí eso de correr delante de un toro como que no se me da.

—Los sueltan en el tablado y hasta tú te puedes meter porque son cebúes sin cuernos. Si te montas en uno, te hago loch.

¡Máare! ya me pongo a practicar pa’que me des tu beso asesino.

—Apúrate que a las 10 de la noche cuando los gremios plantan una ceiba en medio del redondel del tablado, empieza la fiesta religiosa, y de paso la pachanga porque la jarana y los voladores anuncian que es hora deir a la iglesia y llevarle las mañanitas a los santos patronos. A esas misas del amanecer, llegan gremios de Tizimín y de otros pueblos para hacer sus mandas. Hasta del extranjero viene gente porque el templo de Tizimín es el único en el mundo que está consagrado a los Santos Reyes.

—¡Llegan peregrinos a Tizimín!

—Los fieles hacen colas larguísimas para ungir a los santos milagrosos con ramitas de ruda y acercarles sus velas para que queden benditas.

—¿Y eso es todo el día?

—Día y noche llegan fieles y en que se acerca el 6 de enero, día de los Tres Santos Reyes de Tizimín, llegan más y más y más. Casi  medio millón de fieles vienen de todas partes del mundo.

—¿Y de dónde vinieron las imágenes de los Santos Reyes?

—Hay un montón de historias, desde la que cuenta que fueron los verdaderos Gaspar, Melchor y Baltasar que descubrieron que aquí es donde más brilla la estrella de oriente, hasta la leyenda de un galeón español que las rescató del incendio de un barco turco y que después naufragó frente a la costa de Las Coloradas. Y esto por no contarte las historias de cómo se volvieron invisibles a los soldados del General Argumedo que destruían todo rastro de catolicismo.

—Ya estoy listo, donia ¡Vámonos a Tizimín!

—Vamos, ninio, vas a saber por qué todo el mundo habla de lo buena gente que es el Tizimileño.

Podría también gustarte...

2 Respuestas

  1. Ileana Reyes dice:

    Una fiesta llena de colorido y tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *