cenote Yaal Utsil

Yaal Utsil, el buen hijo

cenotes yucatecos

Donia Way y el boxito conocen el cenote Yaal Utsil

—¿Y este cenote, donia Way?…porque es un cenote, ¿no?

—Es el cenote Yaal Utsil.

—¿Yaal quéee?

Yaal Utsil, mi p’urux. Quiere decir  “buen hijo”, en maya. Es un cenote abierto, ninio

—Como el cenote sagrado de Chichén Itzá.

—¡Exacto!Te lo digo porque también hay cenotes cerrados, que están en grutas y cenotes semiabiertos, que tienen huecos abiertos al exterior.

—Este está al aire libre…¡Y el agua está bien abajo!

—Son doce metros. Bajemos por la escalera, ninio. Agarra tu toalla y vamos, que el agua se ve deliciosa.

—¡Y azulísima, donia Way! Hasta se pueden ver los peces.

—En el fondo de este cenote se han encontrado cacharros de barro y hasta huesos de jaguar.

—Yo me quiero echar un clavado desde acá arriba, donia.

—Pues allá tú, p’urux. Yo bajo por la escalera, que a mi las alturas me dan mareo.

—¡Es delicioso! Entra donia Way, el agua está fresquísima.

Ahurita, ninio. Mira, vete al centro del cenote para que veas las cuevas del pájaro toh.

—¡Hay un montón! No tardes donia, que aquí se siente uno parte de la naturaleza.

—¡Way! Tengo que ponerme xux con este boxito porque cada vez que se pone ecológico se le da por agasajar.

cenotes yucatecos

Donia Way y el boxito …¿en agasajo?

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *